Domesticación de seis especies de vainilla para exportación

Gracias al proyecto de la PUCP y la UNALM, se identificaron seis especies de vainilla exportables

15 frutos de vanilla pompona2

Dueña de un gran tamaño y agradable aroma, la Vanilla pompona, más conocida como la orquídea silvestre, es una especie que abunda en nuestro país aunque se carece de mayor información por falta de estudios y documentación.
Hay otro tipo de orquídea que es más estudiada y comercializada a nivel mundial, la vanilla natural, cuyo nombre científico es Vanilla planifolia. Esta es utilizada con frecuencia en la industria alimentaria, de aromatizantes, cosmética, entre otros. Por tanto su demanda a nivel mundial es alta y no llega a ser cubierta por el productor de mayor importancia: Madagascar. Debido a ello los precios superan los US$ 1.500 por kg.
En nuestro país la Vanilla pompona pese a la calidad y al tamaño que ostenta no es muy popular. De allí el apoyo que merece toda investigación orientada a su estudio y a darle el lugar que le corresponde dentro del mercado internacional.
Con este propósito, investigadores de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), del Botanical Research Institute of Texas (BRIT) y de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM), con el cofinanciamiento del FINCyT, ejecutaron un proyecto que tuvo el propósito de realizar estudios relacionados con el proceso de domesticación de la Vanilla pompona en el Perú.
El estudio se basó en dos puntos básicos: la recolección de material vegetativo para la propagación, cultivo, polinización de flores y producción de frutos, y la obtención y caracterización química de un producto final en la cosecha, secado, curado, extracción de esencia y análisis.
En pocas palabras, una parte se refirió al aspecto natural de la orquídea y la otra al científico.
Después de recorrer 28 humedales, las investigaciones permitieron concluir que existen seis especies de vainilla peruana. El componente agroindustrial permitió su propagación y cultivo en un vivero, ubicado en Madre de Dios, y en un invernadero de la Universidad Agraria.
El componente de fructificación permitió medir la eficiencia de la polinización manual cuyos frutos obtenidos han sido analizados; y determinar su perfil aromático, formado por siete componentes asociados al delicado sabor y olor de la vainilla.
Para la coordinadora general del proyecto, la doctora e investigadora de la PUCP, Helena Maruenda Castillo, los resultados obtenidos son un gran aporte para la ciencia y tecnología porque demostraron que es posible colectar y cultivar ex situ, tanto en Puerto Maldonado como en Lima, plantas de cinco especies de vainilla. Además, las flores pueden ser polinizadas manualmente y los frutos producidos pueden ser curados, proceso de secado controlado, tanto de manera artesanal como en laboratorio.
Aunque suene increíble, el perfil aromático ha resultado ser comparable al de los frutos de la Vanilla planifolia, nada menos, que es la especie principalmente comercializada por Madagascar, Indonesia, China, la India, y en menor medida México y Tonga, entre otros. Este logro fue posible a través de refinadas técnicas analíticas desarrolladas en la PUCP, lo que les valió para cuantificar los compuestos aromáticos de los frutos de la Vanilla pompona.
Otro aspecto importante de las investigaciones que realizan profesionales e investigadores calificados en cada proyecto tiene que ver con la identificación de amenazas que pongan en riesgo la existencia de las especies que son materia de estudio. En ese sentido, Maruenda Castillo alertó que la Vanilla pompona, así como las diversas especies existentes en los aguajales de Madre de Dios, se encuentran bajo inminente amenaza por causa de la minería aurífera informal y la cosecha indiscriminada de aguaje.
Agregó que a estas amenazas se suma el cambio climático y sus consecuencias en la zona. Por lo tanto, es necesario que las autoridades tomen en cuenta estas observaciones.
Como impacto inmediato, el proyecto ha demostrado que la Vanilla pompona es abundante en los humedales de Madre de Dios y tiene un potencial comercial muy importante, pues produce frutos de un aroma único, diferente a los que actualmente se comercializan, y, por lo tanto, constituye un producto forestal no maderable a explotar.