Maderas para el mercado

Un estudio demostró que especies forestales poco conocidas como el paujil ruro y el machimango blanco tienen gran utilidad y potencial en la industria.

madera

En la región Ucayali -gran centro de explotación y transformación maderera del país- y en el resto de la Amazonía peruana, se aprovecha un conjunto de maderas ya conocidas en los mercados nacionales e internacionales (cedro, caoba, tornillo, lupuna, catahua, ishpingo, copaiba, etc.), de cuyos productos transformados se abastecen los mercados.

En ocasiones se llega a la sobreexplotación de las maderas ya comprendidas en un circuito comercial en el que no dejan de ser denunciados manejos ilegales.

No obstante, en la región Ucayali, ubicada en la Selva Baja que incluye el denominado llano amazónico, abundan especies forestales a las que no se les ha dado valor comercial, únicamente porque se desconocen sus propiedades y posibilidades de uso.

Precisamente, en la concesión maderera de la empresa Forestal Gil SRL, se detectó gran potencial de las especies Perygota Amazónica LO Williams ex Dorr (Paujil ruro) y Eschweilera juruensis R. Knuth (Machimango blanco), que hasta la fecha no habían sido estudiadas.

El Ing. Ing. Oscar Ramón Gil Villacorta, gerente de esta empresa maderera, afirmó que conocer las propiedades tecnológicas de estas dos especies, permitiría su inserción exitosa en el mercado. Por ello, solicitaron el financiamiento del FIDECOM para realizar un proyecto que les permita desarrollar protocolos de manufactura de las mismas.

Para conocer el grado de utilización comercial de la madera del paujil ruro y del machimango blanco  se realizaron identificaciones botánicas de estas dos especies, estudios de sus propiedades físicas y mecánicas, estudios anatómicos y su posibilidad de uso.

Los estudios tecnológicos de la madera de las dos especies se realizaron en los laboratorios de la Universidad Nacional de Ucayali. Las Normas Técnicas Peruanas (NTP) adquiridas en el Centro de Información y Documentación del Indecopi facilitaron los estudios de las propiedades físicas y mecánicas.  

Para los ensayos de manufactura, se siguió parcialmente lo estipulado en la Norma ASTM-D-1666-87 (1999). Estos ensayos adoptaron las modificaciones de equipo y maquinaria propuestas por la JUNAC (1976), para maderas tropicales y condiciones de ensayo disponibles.

Este proyecto dio a conocer las propiedades físicas y mecánicas de la madera de las especies estudiadas, así como su comportamiento para trabajarlas en forma de madera, lo que ha permitido determinar usos potenciales para introducirlas al mercado.

Las pruebas determinaron que los principales productos que se pueden confeccionar con la madera de ambas especies son: pallets, bandas de cama y muebles en general.

Forestal Gil ha incluido en su censo comercial (inventario de aprovechamiento anual) y en su plan operativo anual (POA) las dos especies estudiadas, incrementándose el volumen de recursos forestales aprovechables en 1’339.513 metros cúbicos.